SANTO DOMINGO.- El ingeniero Osiris de León afirmó hoy que las primarias abiertas son más democráticas, más participativas y más convenientes para todos los partidos políticos, sean estos grandes, medianos o pequeños, porque permitirían que más personas se animen a votar en los procesos internos de los partidos en interés de ayudar a preseleccionar a las figuras mejor valoradas por la sociedad.

De León explicó que ¨No hay que ser necesariamente miembro militante de un determinado partido político, ni simpatizante de ese partido, para favorecer que una buena persona eventualmente pueda asumir la candidatura presidencial en esa determinada organización política, porque la mejor forma de cualificar al liderazgo político nacional es darle la oportunidad a la sociedad de que pueda seleccionar a sus candidatos, y que eso se lograría con primarias abiertas, porque cuando las primarias son cerradas solamente los militantes registrados en el padrón de ese partido tienen derecho al voto¨.

El dirigente político dijo que de esa forma los partidos políticos podrían presentar sus mejores propuestas electorales escogidas por la propia sociedad que desde afuera observa cuáles son las necesidades y el sentir de la población y cuál podría ser el mejor candidato de cada uno de esas organizaciones políticas, de forma tal que la gente al ver que todos los candidatos son muy buenos se anime a participar masivamente en el proceso, pero consciente de que cualquiera de los candidatos podría garantizar un correcto ejercicio gubernamental en beneficio de toda la sociedad, lo cual iría eliminando la corrupción política y la corrupción administrativa, porque cuando el nombre de un político vale más ante la sociedad que el cargo político al que aspira, ese político cuida su gestión gubernamental para que nada ni nadie la empañe.

Sin embargo, reconoció que si bien es cierto que esa metodología abierta se podría prestar para algún tipo de contaminación del proceso partidario interno, cuando una persona que sea parte de un determinado partido A, o de otro determinado partido B, participe en el proceso de otro determinado partido político C, para influir en la elección del candidato más conveniente para el partido opositor, no menos cierto es que en el mediano y en el largo plazo las primarias abiertas obligarían a que todos los precandidatos de todos los partidos sean escogidos por sus grandes méritos sociales y por sus capacidades profesionales.

Dijo que es preferible escoger candidatos por méritos sociales y profesionales, y no solamente por los méritos políticos internos en ese partido, porque hay personas que tienen méritos políticos dentro de un determinado partido político, pero no tienen méritos fuera de ese partido político, y cuando esas personas asumen las candidaturas de ese partido, y son sometidas al escrutinio electoral, no reciben el voto popular mayoritario requerido para ganar el proceso electoral.